“Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana Misiones de Chiquitos

Chiquitos, Santa Cruz, Bolivia. Orígenes que se remontan a misiones jesuíticas, y música que cuenta verdades e historias indígenas. Cada dos años desde 1996, en el mes de Abril, los chiquitanos se visten con sus mejores atuendos, y reciben orgullosos a la gran cantidad de turistas que, ansiosos por escuchar sus cantos, sus misas y sus maravillas musicales, se acercan desde todos los rincones del mundo.


En lo que dura el festival de Abril, que conocemos como “Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana Misiones de Chiquitos", también se realiza un simposio donde musicólogos e historiadores discuten sobre música antigua, diferentes exposiciones de arte, y performances artísticas que ponen al descubierto el folklore del lugar.


 


Su nombre, “Chiquitos”, recuerda a las pequeñas viviendas donde habitaban los pueblos originarios en el siglo XVIII. Así fue como los llamaron los jesuitas, responsables de alcanzarles a los chiquitanos sus instrumentos y sus influencias musicales barrocas y renacentistas. Concepción, San Ignacio, San José, (los tres más importantes) y San Javier, Santiago y Santa Ana, son solamente algunos de los templos que albergan su historia, tan viva. Los europeos Vivaldi, Beethoven, Tchaikovsky y Bach -entre otros- resucitan a través del arte de los chiquitanos, y se fusionan con su identidad prehispánica, sus costumbres, y su alma, creando así un paisaje musical multicultural.


 


La “UNESCO” ha calificado a los seis pueblos de Chiquitos que nombramos anteriormente como “pueblos vivos” y Patrimonio Mundial de la Humanidad, ya que se conservan no solo varios de sus edificios e iglesias, sino hasta partituras de música sacra de los siglos XVII y XVIII y, por supuesto, sus costumbres, artesanías, gastronomía, su tradición y sus ceremonias. A propósito, las iglesias de cada uno de estos lugares han sido diseñadas por el arquitecto y músico jesuita Martín Schmidt. Roboré, Santiago de Chiquitos y Chochis son otras localidades que también participan de las festividades, aunque no estén reconocidas por la UNESCO. En conjunto, conforman la zona de la “Chiquitanía”.




Las misiones jesuíticas de la Chiquitania sucedieron entre los años 1691 y 1760. Pero como dijo Mario Vargas Llosa en algún momento, “a diferencia de lo que ocurre en el resto de América Latina y el mundo, aquí la religión sigue presidiendo la vida”. La gente continúa asistiendo a misas que se llevan a cabo en imponentes iglesias, y oyendo el mismo tipo de conciertos que oían tres siglos atrás. Por eso no hablamos de ruinas jesuíticas, como en el resto de Latinoamérica, sino de pueblos vivos.


 


 

Artículos relacionados

Seleccione una temática de su interés


Viajes que le pueden interesar

XIII Festival Int. de Música Barroca ABRIL 2021 ¡Cupos Disponibles!

Salimos el 13 de abril de 2021 - 7 días / 6 noches
Emociónese con los niños cantores de Bolivia y viva el Festival Internacional de Música Barroca más importante de América del Sur, inmersos en las misiones jesuíticas bolivianas.

ver viaje completo