Tras las huellas de San Patricio

Que la tierra se haga camino ante tus pasos,
que el viento sople siempre a tus espaldas,
que el sol brille cálido sobre tu rostro,
que la lluvia caiga mansa sobre tus campos,
y hasta tanto volvamos a encontrarnos,
que Dios te guarde en la palma de su mano.

 La oración anterior es de origen anónimo, pero muchos la atribuyen a San Patricio, el santo patrono de Irlanda. Su historia guarda mitos y leyendas, pero también verdades. Entre los mitos, encontramos aquel que cuenta que salvó a Irlanda de las serpientes. También cuentan que San Patricio utilizaba las hojas de trébol para explicar la santísima trinidad. Pero la verdad más importante es que San Patricio fue el responsable de evangelizar a gran parte del pueblo irlandés. Pero, ¿cómo fue que Maewyn Succat (su nombre original), ciudadano del imperio romano nacido en Gran Bretaña, llegó a predicar la palabra de Dios en Irlanda?


La historia cuenta que este símbolo tan importante para los cristianos fue secuestrado por piratas (nada fuera de lo común en ese entonces) que intentaron esclavizarlo, hacia el año 406, cuando él contaba 16 años de edad. En ese entonces, incluso cuando su familia era católica, Patricio no era devoto, se mofaba de sus tradiciones familiares. Pero luego de seis años de cautiverio, hubo encontrado consuelo en la palabra de Dios, y motivación para escapar de sus captores. Años más tarde regresó - ya ordenado como sacerdote - a difundir el evangelio en Irlanda, donde reinaban las culturas druidas y celtas.


San Patricio (del latín, Patricius significa pater ciuium o padre de los ciudadanos) se tornó un apóstol, bautizando (dicen que a más de 100.000 personas) y confesando a cuanto irlandés pudiera, y logrando la construcción de alrededor de 300 iglesias y monasterios. Ordenó a monjas y sacerdotes, y educó en la fe cristiana a lo largo de todo el país. Logró que este pueblo, en aquel entonces los mayores traficantes de esclavos, para quienes los sacrificios humanos estaban a la orden del día, comenzaron a convertirse al cristianismo. Gran tarea es la que ha realizado San Patricio en Irlanda, comparable a la evangelización de los aztecas en México de San Juan Diego. Más allá de difundir la religión, fue el primero en condenar la esclavitud en Irlanda.


Hoy, la Catedral de San Patricio es una de las dos más importantes del país. Se construyó con madera, al lado del pozo donde nuestro santo bautizaba a los paganos y los convertía al cristianismo, durante el siglo V, y fue reconstruida en piedra en el año 1191. Es, al día de hoy, la única catedral que realiza misas cantadas dos veces al día en toda Gran Bretaña e Irlanda. Por eso es reconocida a lo largo del mundo, debido a su tradición musical.


El día de San Patricio se celebra en Irlanda conmemorando la evangelización de su pueblo, con fecha 17 de Marzo, la que se asume como de fallecimiento de Patricius. La cultura irlandesa, entre la que podemos destacar a los duendes, al color verde y a la cerveza artesanal, se ha visto propagada por todo el mundo, gracias a variadas campañas publicitarias de grandes compañías como Budweiser, y esa es la razón por la que San Patricio se vincula a dichas costumbres. Pero hoy creímos importante recordar la verdadera razón y orígenes del santo patrono de Irlanda.





 

Artículos relacionados

Seleccione una temática de su interés