Zaragoza: Cristianismo, Taoísmo e Islam

En el primer lugar donde se filmó una película española, se conjugan símbolos cristianos y taoístas. De hecho, hablamos del único edificio cristiano en todo el mundo que alberga simbología del Tao. Pero, ¿por qué? ¿Cómo llegaron estos símbolos a la Basílica del Pilar de Zaragoza?

La Catedral de Zaragoza y el Tao

Con torres que alcanzan los 92 metros de altura y más de 5 millones de visitantes anuales (que la convierten en el monumento más visitado en toda España), esta Catedral de estilo barroco ha sido declarada como Bien de Interés Cultural, e incluida en el listado de 12 Tesoros de España. Su origen se remonta hacia el año 40, cuando la Virgen hizo su aparición en el lugar, específicamente en el principal pilar de jaspe de la construcción. Aún así, solamente está comprobada y documentada su existencia a partir del siglo IX.

 

En su interior alberga un museo pilarista, donde se conserva el joyero de la virgen: piedras preciosas, diademas, coronas, y alrededor de trescientos cincuenta mantos. En su exterior, podemos ver el famoso símbolo del hexagrama “Wei - chi” perteneciente al libro del I-ching. Según la simbología china taoísta, dicho símbolo representa la unión de los opuestos, del sol y de la luna, del cielo y de la tierra. Dentro de los significados que se pueden descifrar, surge también una serie numérica que se puede definir en base no solamente a elementos ornamentales, sino a la cantidad de ladrillos utilizados, de cúpulas, de torres, de esculturas, puertas y otros elementos arquitectónicos de la construcción. Dicha serie deriva finalmente en el número “42”, cuyo significado está relacionado en ambas religiones (taoísta y cristiana) con los grandes arcanos.

 

Y es que el templo que hoy podemos ver, fue precedido por uno de estilo mudéjar, una iglesia mozárabe erigida en honor a Santa María. Esta iglesia había sido antes gótica y romana, pero dicen que en su proceso de construcción recibió también influencia de las misiones jesuíticas chinas. 

 

El Islam en Zaragoza

Y no es extraño encontrar una fusión de creencias y religiones en la Ciudad de las Cuatro Culturas. Zaragoza es famosa por el crisol de civilizaciones que la han ocupado e influido: árabes, romanos, íberos y cristianos. Por eso no será nada fuera de lo común encontrar murallas romanas y al siguiente paso toparnos con el Palacio de la Aljafería, un castillo comparable a la Alhambra de Granada, a la Mezquita de Córdoba, o al Real Alcázar de Sevilla.

 

El Palacio árabe de la Aljafería data del siglo XI, y como resultado de su trayectoria histórica, ostenta en su interior el pasar de diferentes épocas y manifestaciones de arte: el palacio de los Reyes Católicos, la cárcel de la Inquisición, el Alcázar Islámico Hindú, el Palacio Taifal (islámico), y las sedes de la corte de Aragón.

 

Zaragoza Cultural

Zaragoza destaca como ciudad por la gran diversidad de culturas que podemos encontrar, no solamente al transitar por la ciudad y observar las diferencias en las plazas, iglesias, calles, y monumentos que conforman su patrimonio, sino puntualmente en edificios como el Palacio de la Aljafería y la Basílica del Pilar, que nos mostrarán el devenir de la historia simplemente al dar un paso, de un salón a otro.

 

Artículos relacionados

Seleccione una temática de su interés