La antigua ciudad multicultural de Jaffa

Jaffa es una ciudad tan antigua que cuenta con más de tres mil años de historia. También conocida como Yafo (del hebreo), forma parte de la misma entidad municipal con Tel Aviv, ubicándose al sur de esta última.

Parte de la Biblia


Si bien Tel Aviv es una de las ciudades más modernas del mundo, Jaffa conserva uno de los puertos de más edad. Se considera que se remonta a la Edad de Bronce. Pero lo más importante de este destino israelita es el hecho de haber sido fundado por el hijo de Noé, Jafet, luego del diluvio universal.


La ciudad aparece mencionada tanto en la Torá como en la Biblia. En la primera, Jaffa se nombra como una de las ciudades hebreas de la Tribu de Dan. Fue sitio de conquista del Rey David y Salomón, su hijo. En el Nuevo Testamento, aparece como el sitio donde Pedro resucitó a Tabita. Otra mención es la que alude a lo sucedido en la casa de Simón el curtidor, en la que Pedro habría tenido su visión de aquel mantel que descendía del cielo con animales puros e impuros. Y finalmente, en el libro de Jonás, se relata cómo este último profeta se embarcó en Yafo para dirigirse a Tarsis.


Aromas de Oriente medio


Caminando las callecitas y pasajes de Jaffa se respira un aire otomano, bizantino y árabe. El crisol de culturas también se puede observar en su población, que se conforma por judíos, musulmanes y cristianos.


Sus paisajes se revisten de un encanto que solo las vistas desde una colina hacia el mar Mediterráneo pueden tener. En la búsqueda de ese panorama, el Parque la Cima (Ha'Pisga) es ideal. Adentrándonos en su mercado de las pulgas podemos hacernos con algunos recuerdos para el hogar, entre ellos son típicas las manos hamsa.

Artículos relacionados

Seleccione una temática de su interés