En la montaña de Montserrat, el hogar de “La Moreneta”

Símbolo de Cataluña y de la provincia de Barcelona (España), destino de miles de fieles y peregrinos al año. El monasterio benedictino de Santa María de Montserrat se alza sobre la montaña del mismo nombre, enmarcado en un paisaje alucinante, y su santuario es uno de los cinco que dan vida a la ruta mariana. ¿Pero cuál es su historia? ¿Por qué el edificio se erigió en ese lugar? ¿Qué misterios alberga en sus interiores?

El hogar de la “Moreneta”.

Cuenta la leyenda que hacia el año 880, la imagen de la Virgen de Montserrat hizo su aparición en el lugar. Fue descubierta por unos niños pastores que llevaron a sus padres, al párroco del pueblo de Olesa y al obispo de la ciudad de Manresa hasta el lugar. Todos experimentaron la misma visión. A partir de ese entonces, el monasterio comenzó su historia atravesando diferentes etapas:

1 - En primera instancia se erigió la ermita de Santa María.

2 - Luego se convirtió en la ermita de San Acisclo, y más tarde en la de San Pedro y la de San Martín.

3 - En el año 1025 se fundó el monasterio Montserrat.

4 - En el año 1409 se declaró la independencia de la abadía.

5 - Los reyes católicos decretaron años más tarde que la abadía dependería de la congregación de San Benito de Valladolid.

6 - Durante los siglos XVII y XVIII el monasterio vivió su etapa de mayor esplendor convirtiéndose en un gran centro cultural que atraería más tarde a niños cantores. Hoy en día su Escolanía en una de las más antiguas y representativas de Europa.

7 - En 1811 el ejército de Napoleón destruyó el lugar, que no se recuperó hasta el año 1844.

8 - En 1881 la Virgen de Montserrat fue declarada Patrona de Cataluña.

9 - La Guerra Civil Española hizo estragos nuevamente en el monasterio.

10 - Durante la década de los ‘90 se trabajó nuevamente en la reconstrucción del edificio y la recuperación de su patrimonio artístico y cultural.

Arquitectura y curiosidades

El hermoso edificio de la basílica ostenta un estilo gótico y renacentista. En su interior, lo primero que se aprecia es la predominancia del dorado. El coro, el altar mayor y el órgano son dignos de mencionar, este último con un peso de 12.000 kilos y uno de los más importantes en toda Europa, que permite representar prácticamente cualquier obra clásica de manera fidedigna, incluso las de Bach.

Para poder venerar a la Virgen, que se encuentra alojada bajo un templete dorado en la parte superior del altar mayor, se ingresa nuevamente por el lateral derecho, y se recorre toda una serie de capillas previas con imágenes, esculturas y hermosos vitrales alusivos a la historia de Santa María. La capilla de la Virgen fue diseñada por Francisco de Paula con ayuda del famoso Antoni Gaudí.

Una vez en el lugar notarán que la Moreneta es así llamada por el color oscuro de su piel. Se trata de una talla románica del siglo XII, y su tono se debe al pasar de los años. Es imposible dejar de contar que tanto las manos y brazos de la Virgen como la figura del niño Jesús que acuna han sido reemplazadas, ya que la continua adoración y los besos de los fieles han desgastado sus originales.

Un destino inevitable para los fieles.

Cualquier itinerario de fe y devoción mariana debería incluir el arte y la cultura del monasterio y el santuario de Montserrat. Y es que la razón por la que más de 2 millones de fieles visitan el lugar anualmente, es que rendir homenaje a la Sagrada Virgen en ese escenario, elevados en altura en un lugar tan imponente como es la Montaña de Montserrat, es una oportunidad única.

Artículos relacionados

Seleccione una temática de su interés